Por donde empezar. Ahora que casi se cumple el año que la looserstable ha visto la luz. Una amalgama de ideas y pensamientos cruzan mi mente pero pocos acaban por reconfortarme.

Pandemia.

Pocos conocían esta palabra, como otras muchas, hasta hace unos meses. ¿Se puede padecer una pandemia internamente? ¿A nivel personal?

Seguramente somos poco agradecidos con aquello que tenemos y lo obviamos por cotidiano. O por que nuestras propias ansias nos hacen buscar siempre más y más… Y deberíamos estar agradecidos. La pandemia en este 2020 no parará de recordárnoslo: hemos idolatrado hasta nuestras basuras, porque nos permitían salir 5 minutos a la calle!!!

Pero me siento dentro de mi propia pandemia. Eclosionado en mi interior. Senderos de oscuridad. Caminos de mar.

Familia

No merezco mi familia. Está muy por encima de mi. Con mi egoísmo y mis pensamientos acabo dando muy poco hacia ellos. Y lo merecen todo. Deberían multarme como hijo, como marido, como padre, como hermano. O quitarme los puntos y retirarme el carnet. No estoy a la altura y solo intento compensar aquello que debería… simplemente hacer.

Trabajo

Después de 16 años uno tiene lo que merece. Por sus méritos y por su suerte. Pero la vida profesional no es algo abierto al capricho del azar. No por lo menos a largo plazo. Y aquí me encuentro, fuera totalmente de mi zona de confort, sin un rumbo claro, sin proyectos donde sentirme realizado. También siento que he defraudado a mi propia empresa, por que no creo saque provecho de mi, por qué antes me tenía en cuenta en las cuestiones complejas y ahora ya no. Claro que me siento afortunado por tener trabajo. Claro que sí. Pero he fracaso en mi vida profesional. He perdido casi toda la confianza que tenía en mi. Diciembre me recuerda que yo mismo escribí el artículo de resiliencia. Y así intento aplicarlo, y lo consigo. Pero aun así, cuando pasan las horas, cuando acaba al día, siempre vuelve esa sensación de desasosiego.

Amigos

Siempre están. No piden nada.

Pero de nuevo mi egoísmo, quizás mi forma de ser, he acabado fallando a uno de ellos, hasta el punto que la incomodidad se ha zafado de nuestra amistad. Vaya que lo he echado a perder….

Sueños

Quedan lejos, siempre lejos. Por que siempre hay algo que los hace imposibles para mi. Siempre hay alguien que me recuerda que se pueden conseguir. Pero nunca lucho lo suficiente para merecerlos. 

Diciembre

Une sin cesar, en una noria eterna, o un fucking día de la marmota, mi destino, tratando entre aceptar resignado o seguir, con miedos y cerrando puertas, siempre con demasiados sentimientos que te hacen mirar a la pared, al muro infranqueable. Gracias Thinker por la revolución que me has dado. 

Ya no se con quién iré a comer mañana.

 

«Los cobardes mueren muchas veces antes que les llegue su hora. Los valientes: sólo saborean la muerte una vez. A pesar de todo, en nuestro camino hacia un futuro incierto, debemos ser valientes: todos.»

The walking dead, El rey, temporada 9, episodio 16

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>