Un día quedaron para tomar un café el pasado, el presente y el futuro.
Al poco de estar juntos, el pasado le pregunto al presente…
-¿Te acuerdas las locuras que hacíamos? ¿Y como nos divertíamos?
A lo que el presente contestó:
-Si me acuerdo, que tiempos!

El futuro celoso de las aventuras del pasado con el presente, le pregunto a éste:

-Presente, ¿has pensado que locuras te gustaría hacer a partir de mañana? ¿Cómo nos vamos a divertir?

A lo que el presente contestó:

-Todavía no lo he pensado, la verdad. ¿Qué podríamos hacer…?
Y se puso a pensar e imaginar con el futuro, que podían hacer, donde estarían, que harían….mientras tanto el pasado aburrido de no poder conversar se durmió en la mesa.

El tiempo pasó, y la cafetería los echó de la mesa: tenían que cerrar.

Cuando presente llegó a su casa, su madre le preguntó:

-¿Qué has hecho hoy?

-He quedado con pasado y futuro en una prestigiosa cafetería.

-¿Y te gustó el café?

Pues no lo se, me he olvidado de disfrutar del café de está tarde…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>