No debo sentirme mal, ni jugar con la tristeza… ¿Por qué ahora? Como decía aquel gran «filósifo» … «Cuanto peor mejor para todos o era cuanto mejor peor para mi».

No debo agradecer una buena noticia con melancolía. O quizás ya no siento bien las cosas. ¿Alguien sabe realmente por qué y para qué?

Mi tristeza hoy podría haber sido inmensa. Y es otra.  

El más duro cristal se rome si el golpe toca «su fibra». Y así estoy, extrañamente roto por una vida feliz que no vivo, por una vida triste que no quiero encontrar».

Al final casi siempre hay lágrimas, pero no quiero pensarlas. Quizás ayudando me llegue a sentir mejor. Debo hacer algo. Voy a intentarlo. Aunque no sirva,…

Leo estas diez líneas y quizás no se entienda nada. Quizás sólo alguien pueda. Pero no hay nada que entender cuando simplemente te sientes… «roto»….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>