Así es, aunque no lo creáis. Y es que aquello que hace años vimos como una película de ciencia ficción (Matrix) está tomando su caprichosa realidad.

Estamos en el inicio (o no tan al principio …), imparable (a pesar de lo que puedan afirmar las personas que intervienen, sobre todo, en los vídeos) de la revolución «total». Por que estamos empezando a dejar de ser dueños de nuestra mente. Aunque no nos demos cuenta. Y eso si que es de loosers…

Si pierdes el poder de saber que eres tú quién está eligiendo: lo pierdes TODO.

El dilema de las redes

Los maestros de la tecnología han ideado una nueva forma de capitalismo, y la humanidad es ahora la materia prima de la que se alimentan las máquinas. Oculta, la poderosa inteligencia artificial que tiene como tarea captar nuestra atención está destruyendo las normas sociales impuestas, poniendo en riesgo la verdad y la democracia, y poniendo la civilización en un sendero programado que va directo a nuestra propia destrucción.

Tras el revuelo causado específicamente por este documental, Facebook ha publicado este 2 de octubre una respuesta a las premisas de la película, dividida en siete puntos, los cuales repudian las teorías de la adicción, el concepto de que el usuario es el producto, el poder de los algoritmos, la protección de los datos de los usuarios, la publicación de contenido polarizador, la protección de la legitimidad de las elecciones y la difusión de la desinformación.

The Facebook dilemma

Y aunque ya han pasado casi dos años, con decenas de entrevistas originales y muchas imágenes de archivo desconocidas, este documental (dividido en 2 partes) recorre las distintas alarmas que sonaron en la red social que evolucionó «del dormitorio universitario de Mark Zuckerberg en Harvard a un imperio global», según el sitio del canal PBS. «La promesa de Facebook fue crear un mundo más abierto y conectado. Pero desde la falta de protección a los datos de millones de usuarios hasta la proliferación de noticias falsas y desinformación, crisis cada vez mayores han hecho surgir la pregunta: ¿Facebook es más dañina que útil?».

En este caso no hay que estar registrado para verlos…. 

The Facebook dilemma (part I)

The Facebook dilemma (part II)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>