Siempre lo hace. 

Aunque tú no quieras. Aunque esforzándote piensas que dominarás el equilibrio de tu Karma vital.

Siempre vuelve. Se apodera de ti. De todo lo que haces o piensas. 

Y siempre lo hace cuando crees que estás haciendo algo importante, o que las cosas funcionan, o que formas parte de algo que te hace sentir vivo.

Mi principal virtud como looser es la capacidad de poder empezar muchísimas cosas y proyectos pero no acabar ninguno, no profundizar hasta el fondo de nada.

Ya está aquí. Casi no puedo ni escribir. 

Vuelve la tristeza. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>